Guía Para Seleccionar el Abogado Correcto Para Usted (Parte 1)

Para obtener ayuda útil de un abogado, usted necesita tener una buena relación con un abogado calificado y capaz que: 1) Entienda y se preocupe por usted, 2) Se comunica bien con usted, y 3) Es una persona en quien usted puede confiar.

¡Además de todo eso, el abogado debe cobrar honorarios que usted puede pagar! Esperemos que la información de esta serie pueda ayudarle a encontrar y seleccionar a ese abogado.

Vamos a empezar en considerar «¿Qué constituye un buen abogado?» En próximas entradas hablaremos de dónde y cómo buscar un abogado, cómo enfocarse en qué ayuda usted necesita del abogado, cómo prepararse para reunirse y trabajar con el abogado, y qué esperar pagar por la representación.

¿Qué se necesita para ser un buen abogado?

En primer lugar, por supuesto, es la capacidad de conocer y utilizar la ley para hacer el trabajo necesario y explicar sus opciones y remedios. Todos los abogados en California deben completar la escuela de leyes y pasar un examen difícil para ser licenciado para practicar, y luego se les requiere tomar una serie de clases cada año para mantenerse al corriente de los acontecimientos en la ley. Esto ayuda a garantizar un nivel mínimo de competencia. Pero quieres más que el mínimo.

Una cosa que puede añadir a su confianza en la capacidad de un abogado es la cantidad de experiencia que tienen. Esto incluye cuánto tiempo han estado practicando y cuánta experiencia tienen con el tipo de problema con el que usted necesita ayuda. Además, es posible que desee considerar en cuántos casos han trabajado, no sólo el período de tiempo que han practicado. Algunos abogados en empresas pueden trabajar durante varios años en sólo unos pocos casos. Esa experiencia puede ser menos útil que un abogado más nuevo que ha trabajado en más casos y con más clientes. Si su caso implica estar en la corte, usted querrá saber sobre el número de veces que el abogado ha aparecido en la corte, especialmente en los casos similares a los suyos.

Otra característica importante de un buen abogado es la capacidad de comunicarse efectivamente con usted. Esto significa hablar y escribir en términos y lenguaje que usted entienda. Esto significa escuchar cuidadosamente sus ideas y perspicacia. También significa escribir con claridad y eficacia. A veces la escritura legal puede ser peculiar y el abogado debe estar dispuesto y capaz de explicar todos los documentos escritos a usted. Un buen abogado probablemente es un abogado ocupado. No siempre estarán disponibles para aceptar su llamada telefónica, o responder inmediatamente a su texto o mensaje de correo electrónico, pero deben responder en un plazo razonable. Un buen abogado también le mantendrá actualizado sobre el progreso de su caso sin tener que pedir el estatus repetidamente.

La capacidad de escuchar puede ser más compleja que simplemente oírte. El abogado debe estar interesado en usted y en su problema legal. Él o ella debe entender su problema legal en el contexto de otras cuestiones en su vida, pero también ser capaz de guiarle a centrarse en lo que será útil y relevante para encontrar una solución legal a su problema legal específico.

La creatividad es una de las cosas que separa a los buenos abogados de los medios. La capacidad de pensar en soluciones que podrían ser un poco diferentes y mejores para usted, su familia, o tal vez incluso para todas las partes involucradas, puede ser invaluable. La ley por su propia naturaleza esta atada al precedente, a cómo se han hecho las cosas en el pasado. Sin embargo, un abogado muy bueno puede ver maneras de mezclar y doblar el pasado para resolver los problemas actuales.

Un buen abogado está organizado y dirige una oficina eficiente. Perder el tiempo socava incluso a los abogados más inteligentes y bien intencionados. Un abogado bien organizado no necesariamente tendrá herramientas y tecnología de lujo, pero él o ella sabrá qué herramientas están disponibles y cómo usarlas para ayudarle en su caso.

Por supuesto, lo que necesitas es un buen abogado para ti, no un abogado ideal juzgado por algún estándar objetivo imaginario. Un buen abogado para usted es uno con el que se siente cómodo, tiene confianza y quien se comunica bien con usted. En nuestra próxima entrega examinaremos algunas maneras de encontrar a ese abogado, que es igual de importante!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.